jueves, 11 de abril de 2019

Reseña de Las aventuras de Archer & Armstrong: en el saco. Diversión en estado puro


Reseña de Las aventuras de Archer & Armstrong: en el saco. Diversión en estado puro
The adventures of Archer and Armstrong. Valiant Entertainment
Es inevitable comparar esta segunda etapa de Las aventuras de Archer & Armstrong de la mano de Rafer Roberts que, en su primera fase encabezada por un guionista tan brillante como Fred Van Lente, siempre hablando del renacido Universo Valiant del siglo XXI, no del antiguo que naciera durante los años 90 de la prolífica mente de Jim Shooter, tuvo un éxito creativo considerable.

Ahora bien, hace unos meses, Medusa Cómics editó en España un tomo recopilatorio con los cuatro primeros números USA de Las aventuras de Archer & Armstrong, arco argumental conocido como En el saco.
Y, ¿qué esperar de este tomo? Sin duda, un buen número de risas y, sinceramente, y siempre desde mi punto de vista subjetivo, una mejor historia de las que pude leer a Fred Van Lente, y que me perdonen los puristas si quieren.

Por qué es tan bueno el tomo de Las aventuras de Archer & Armstrong: en el saco

Roberts, en estos cuatro números dibujados magistralmente por el asturiano David Lafuente, que se compenetra a la perfección con un toque divertido y ágil con su guionista dando un punto vigoroso a su trazo, ha sabido aunar tres elementos: risas, una historia original y que engancha y un sabio uso de elementos, tanto pasados como novedosos.
Rafer Roberts introduce a Archer & Armstrong en una mochila sin fin aparente donde el inmortal comienza a revivir historias de su pasado que, poco a poco, se van desvelando con sabios toques capaces de despertar la curiosidad de cualquiera.
A todo esto, se une también una asunción de elementos ya introducidos por Van Lente, como la hermanastra de Archer, Mary-María que, junto a sus icónicas monjas asesinas, confieren al conjunto una diversión muy loca en la que descubres bien pronto que cualquier cosa puede ocurrir, y que aquello no va a acabar bien del todo.
Lo cierto es que Rafer Roberts suma un toque todavía más irreverente a Archer & Armstrong que, sinceramente, les va muy bien, pues los hace muy frescos y agradables. Una lectura sin grandes pretensiones, pero con enormes dosis de risas y gracias. ¡No te lo debes perder!

No hay comentarios:

Publicar un comentario